La Oposición a TCEE

Descripción de la oposición:

Para poder presentarse a las oposiciones es necesario estar en posesión del título de Doctor, Licenciado, Arquitecto o Grado.

Con la progresiva implantación del Sistema de Bolonia y la consiguiente supresión del título de Licenciado y la implantación de másters, se ha planteado la necesidad de adaptar los requisitos de titulación en futuras convocatorias. Esta cuestión se está debatiendo actualmente y es previsible que se aborde simultáneamente en el resto de Cuerpos Superiores de la Administración General del Estado. Hasta que se tome una decisión al respecto, seguirán manteniéndose los requisitos actuales, es decir estar en posesión del título de Doctor, Licenciado, Arquitecto o Grado. La Asociación de Técnicos Comerciales y Economistas del estado está trabajando con otras Asociaciones de Cuerpos Superiores de la Administración en relación con esta cuestión y ha trasladado al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas la necesidad de que cualquier decisión que se tome al respecto se aplique con un periodo transitorio razonable que permita una adecuada adaptación por parte de los opositores.

Los opositores pueden preparar las oposiciones como mejor lo estimen, bien sea de manera independiente, en grupos, en centros especializados o con preparadores individuales. La forma de preparación no es objeto de valoración por el Tribunal, que únicamente evalúa el resultado de las pruebas de acceso, comunes a todos los opositores.

Desde la ATCEE se considera que es muy oportuno iniciar el estudio de las oposiciones en un grupo de preparación al menos hasta que se adquiera ya una práctica y conocimientos que permitan al opositor configurar sus propios temas.

El Centro de Estudios Comerciales, www.ceco.es, ofrece la posibilidad de preparar en grupos de 6 a 8 personas. Los grupos comienzan sus clases en el mes de septiembre. CECO también puede facilitar el contacto de preparadores individuales.

La oposición al Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado consta de cinco ejercicios:

1. Primer ejercicio. Consta de dos partes. La primera es un test de hasta 75 preguntas a responder en tres horas sobre las materias que componen el temario del tercer ejercicio. La segunda parte consiste en la elaboración por escrito, también en tres horas, de un informe de coyuntura económica a partir de una serie de datos numéricos e indicaciones suministrados y en su lectura posterior ante el tribunal.

2. Segundo ejercicio. Prueba de idiomas, debiendo demostrarse un buen conocimiento de inglés y al menos otro a escoger entre francés, alemán, italiano, ruso, chino, árabe, portugués y japonés. Sobre cada idioma, se realizan una prueba escrita y otra oral. La primera consiste en la elaboración, en hora y media, de una composición por escrito, sobre el contenido de un texto que previamente se ha escuchado. La segunda es oral y consiste, primero, en la lectura ante el tribunal de la composición escrita y, segundo, en la lectura y exposición oral posterior de un texto de actualidad, respondiendo a continuación a las preguntas que el tribunal pueda formular también oralmente.

3. Tercer ejercicio. Exposición oral, en una hora, de dos temas, uno de Economía General y otro de Economía Financiera, Economía Internacional o Relaciones Económicas Internacionales. Cada tema es elegido por el opositor de entre dos extraídos al azar de un bloque de 45 temas. Al término de la exposición y durante un período máximo de veinte minutos, el tribunal puede formular preguntas sobre cuestiones relacionadas con los temas expuestos.

4. Cuarto ejercicio. Es otra prueba oral de una hora y con dos temas extraídos al azar de una sola vez, uno de un bloque de 30 temas de Economía Española y el otro de un bloque de 28 temas de Economía del Sector Público. A su término, el tribunal puede También hacer preguntas durante un máximo de veinte minutos.

5. Quinto ejercicio. Consiste en una prueba escrita, en la que se deben desarrollar, en un plazo máximo de cuatro horas, dos temas elegidos por el opositor entre los tres extraídos al azar por el Tribunal antes del comienzo de la prueba, uno por cada uno de los tres bloques de: Técnicas Comerciales (10 temas), Economía Cuantitativa (8 temas), y Derecho Administrativo y Organización del Estado (14 temas).

Los aspirantes que aprueben la fase de oposición deben realizar y aprobar, antes de su nombramiento como funcionarios de carrera, un curso selectivo organizado por el Ministerio de Economía y Hacienda.

Una particularidad de las oposiciones a Técnicos Comerciales y Economistas del Estado es que no existe un temario que se pueda considerar oficial. Lo habitual es que los opositores confeccionen sus propios temas a partir de temas anteriores. Se trata, por tanto, de un temario muy abierto, donde el componente memorístico, aun siendo importante, no resulta el fundamental.

El Tribunal de Oposición valora no solamente los conocimientos y capacidad de exposición, sino también la habilidad de los opositores para relacionar conceptos económicos, aportar las novedades que estimen oportunas y mostrar una aproximación crítica a las materias.

Los temas no son una mera concatenación de contenidos. El Tribunal valora la estructura y lógica interna de cada tema. Aunque no figure en el título de los temas, es oportuno situar cada discusión en su contexto, analizar sus implicaciones y la utilidad práctica de las teorías así como las críticas que sobre cada tema se hayan podido realizar.

El Tribunal valora tanto la perspectiva histórica de las materias expuestas como el grado de la actualización de los temas. Por regla general, los títulos de los temas suelen ser suficientemente amplios como para permitir la inclusión de los últimos avances y teorías. Así por ejemplo, aunque no figure expresamente en el título de un tema, un determinado área de conocimiento puede explicarse con modelos estáticos, pero también incorporar aspectos dinámicos, intertemporales. En otros temas, por ejemplo, una determinada materia puede enfocarse preferentemente mediante el uso de un modelo de corte keynesiano pero quizás deba completarse con aspectos neoclásicos e incluso incorporar aspectos institucionales u otros aportados por la investigación económica posterior.

Muchos temas del temario están interrelacionados. El Tribunal no tiene por qué conocer qué áreas se suelen incluir en un tema y cuáles en otro. De ahí que resulte muy recomendable que el opositor delimite durante su exposición hasta dónde pretende llegar en una determinada explicación y justifique, en su caso, por qué se incluye determinada materia o por qué no. El opositor ha de tener la habilidad de señalizar al Tribunal los conocimientos que tiene sobre otras áreas relacionadas, incluso cuando no estime oportuno desarrollarlas en su exposición. Esta indicación es especialmente recomendable cuando una misma materia es objeto de análisis en varios temas del programa.

En el tercer y cuarto ejercicio las preguntas que plantea el Tribunal tienen una especial relevancia. Permiten, por ejemplo, comprobar si el conocimiento demostrado en la exposición es meramente memorístico. No conocer la respuesta concreta a una determinada pregunta no supone, sin embargo, que no se pueda superar un examen. En las preguntas, el Tribunal pretende analizar la capacidad de reacción y relación del opositor. Durante la preparación, es por tanto, fundamental, ejercitarse en la contestación de preguntas.

Es muy habitual que las preguntas del Tribunal versen sobre aspectos relacionados con el tema que no han sido desarrollados por el opositor. Así por ejemplo, si el tema expuesto es del de los economistas clásicos, sería lógico que el Tribunal pudiera interesarse por el mercantilismo o que si el tema expuesto es el de los economistas neoclásicos, quisiera saber la relación que guarda con la escuela austríaca aunque ésta no aparezca mencionada expresamente en el temario. Si en el temario se expone el tema de la demanda de consumo, tal vez el Tribunal desee relacionar las teorías de Gary Becker con las del consumidor neoclásico, incluso si este autor no aparece mencionado expresamente en el temario.

Para mayor información puede dirigirse a:

  • Ceco – Centro de Estudios Comerciales

www.ceco.es

Tel.: 915631815

Avda. Cardenal Herrera Oria, 378 – Edificio A (IEF) – 28035 Madrid

  • Asociación de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado – (Miembros del área de formación y oposiciones)

www.atcee.org

La Asociación realiza sesiones informativas en Universidades y centros formativos para explicar a posibles alumnos interesados el trabajo de los Técnicos Comerciales y Economistas del Estado así como orientaciones para la preparación de las oposiciones. Se puede encontrar una descripción más amplia del trabajo de los Técnicos Comerciales y Economistas del Estado en la página web de la Asociación.